Regulación Emocional (RE)

Si tienes algún miedo, miedo a la oscuridad, miedo del agua, miedo al vacío, miedo de la velocidad, miedo a conducir, de coger el metro, el avión, el tren, el barco, miedo de ir en ascensor, miedo de sentirte atrapado, miedo de la multitud o de salir de casa, miedo de los perros, de las ratas, los ratones, de las serpientes, de las arañas, los insectos, miedo a ser contaminado, embrutecido.

Si te sientes bloqueado, o sientes que pierdes tus capacidades ante algunas situaciones, como hablar en público, pasar exámenes, tener encuentros incómodos, o en momentos de confrontación deportiva …

Si tienes emociones o comportamientos inadaptados, no adecuados a algunas situaciones. Si tienes pánico, si tienes miedo de morir, o miedo de descontrolarse té.

Si tienes momentos de angustia ante situaciones que parecen normales. Si te enfadas fácilmente por un nada y te arrepientes cinco minutos más tarde, si eres irritable al mínimo contratiempo, si te pones violento.

Si no tienes ganas de vivir, si te sientes sin energía, sin proyecto, y sientes que nada te hace ilusión ni te satisface.

Todo tipo de miedos que invaliden tu capacidad de disfrutar plenamente. En estos casos puedes utilizar la Regulación Emocional o TIPI para desactivar tu malestar emocional.

En estos casos la Regulación Emocional (RE) puede conducir a tu curación o mejora.

El punto de partida «obligado» para la sesión pasa por escoger una situación real, concreta, que hayas vivido y que sea perfectamente representativa de la dificultad emocional o fobia que quieres ver desaparecer.

A partir de las sensaciones corporales que experimentes en confrontar esta situación, revivirás sensorialmente la causa original de tu dificultad, y esto tendrá como efecto su desactivación

La sesión apunta a la desaparición completa del problema. Duración máxima de la sesión: de ½ a 1 hora aproximadamente.