Curar las fobias

Las fobias de pueden agrupar en las siguientes categorías:

  • Fobias de situación:
    • Claustrofobia: miedo a un espacio cerrado.
    • Agorafobia: miedo de estar solo en espacios grandes o abiertos
    • Fobia a los transportes: miedo al avión, al coche, al tren, al barco…
    • Fobia al vacío, al agua, al fuego…
  • Fobias a los animales: miedo a los insectos, a los reptiles, a los roedores…
  • Fobias de comportamiento: miedo al contacto corporal, a ser contaminado o ensuciado, de vomitar, a la sangre…
  • Fobias sociales: miedo de ser juzgado o observado por otros…

Todas estas fobias se pueden resolver con la Regulación Emocional (RE) o TIPI de manera sencilla, con una o dos sesiones y siguiendo la secuencia normal de curación:

  • (1) Revivir la fobia o tenerla presente.
  • (2) Observar las sensaciones físicas y dejarlas evolucionar sin hacer nada.
  • (3) Mantenerse en todo momento pasivo, observando el propio cuerpo.
  • (4) Hasta llegar a la calma.

Si lo dejamos hacer todo a nuestro cuerpo, sin intervenir, esta calma suele llegar en poco tiempo, como máximo en un par de minutos y la curación de la fobia es para siempre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.