Autorregulación Emocional a niños en directo

Cada vez que veo un niño alterado emocionalmente me acerco para acompañarlo a hacerse una autorregulación de las emociones. Nunca sé exactamente cómo irá, si aceptará hacerlo, si irá hasta el final, si me dirá «No», o si simplemente no me entenderá.

Algunas veces necesito unos cuantos intentos hasta que el niño conecta con su cuerpo. Es sorprendente ver cómo son de valientes, la capacidad que tienen de estar con ellos mismos aunque las sensaciones que están viviendo no sean agradables. Saben perfectamente dónde se encuentran y aunque les molestan ellos continúan en presencia.

Como me dijo un día un niño el cuerpo está haciendo «un circuito eléctrico», y finalmente hay un momento que se acaba.

Cuando lo hago en la clase, los otros niños que están cerca se quedan observando, a veces boquiabiertos, en silencio. También es un aprendizaje para ellos, ya que un día tendrán la oportunidad de ponerlo a la práctica si aún no lo han hecho. Saben que en este momento no deben abrazar al niño ni decirle nada, que está haciendo su proceso y no debemos distraerlo. Es impresionante observar toda la escena.

A veces cuando se acaba, lo comentamos todos juntos y compartimos nuestras vivencias sobre este u otros Tipis. Y pase lo que pase, llegemos hasta donde llegemos, todo está bien, todo forma parte del camino personal de cada uno de nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.