Del Mental al Sensorial

La principal dificultad para realizar una Regulación Emocional con éxito es dejar que el cuerpo haga su trabajo, es decir pasar de la mente racional a las sensaciones físicas, en otras palabras pasar del mental al sensorial.

A los occidentales nos cuesta mucho abandonar la mente racional, de hecho nuestra educación nos lleva a reforzar desde pequeños el conocimiento y la cognición. En esta carrera alocada abandonamos la percepción del propio cuerpo y perdemos la conexión necesaria para escucharlo.

Evolutivamente primero viene el cuerpo y la inteligencia primitiva o reptiliana, que no conoce el lenguaje verbal pero supervisa y controla todas las funciones físicas de nuestro cuerpo. Cuando el cuerpo nos habla lo hace sin palabras, es pre-verbal, lo hace con sensaciones físicas, dolores corporales o tensiones musculares, entre otros … y finalmente con enfermedades.

Si la mente racional no escucha al cuerpo y no deja que se exprese rompemos el vínculo interno más importante que tenemos y entramos en incoherencias de todo tipo, que dejan nuestro cuerpo físico y el cerebro primitivo confusos y aislados del día a día.

Y es a través de nuestras sensaciones físicas y no con nuestro intelecto que tenemos que buscar el origen de nuestros malestares emocionales y fobias y conseguir así nuestra curación emocional definitiva, para entrar en un estado de calma y confort que todos deseamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.